La fotografía Fine Art es una técnica fotográfica persigue una apariencia de obra de arte figurativa sin perder el realismo de la fotografía. Es decir, es ambas cosas a la vez. La puesta en escena, la iluminación, la edición, retoque fotográfico o la impresión se alinean para conseguir un efecto de obra artística.

Este tipo de fotografía se aplica generalmente al retrato de todo tipo de personas y edades. Su uso es principalmente decorativo. No trata de mostrar un canon de belleza concreto, sino una realidad plasmada de forma artística para el deleite del público que la observe.

Entre los años 50 y 70 se puso de moda pintar fotografías. Esto era un trabajo más apropiado para pintores que para fotógrafos. Los artistas que hacían este tipo de trabajo, pintaban sobre la foto o basándose en ella. El objetivo era conseguir una versión artística de su retrato o simplemente una imagen a color. Ahora las técnicas fotográficas han avanzado mucho y los fotógrafos han ampliado sus horizontes. Más allá de la toma de fotografías el fotógrafo se adentra en el mundo de la modificación fotográfica. Hoy en día, el acabado final de una fotografía puede tener innumerables versiones. Incluso dentro de un mismo estilo como el Fine Art, el acabado final va a depender totalmente del fotógrafo encargado. Y esto es una característica propia del arte, que siempre ha estado presente en la fotografía, pero ahora con más fuerza.

Por último, una conclusión sobre qué es la fotografía Fine Art.

Aunque el arte fotográfico es un arte en sí mismo, el estilo Fine Art pretende hacerlo mucho más evidente. Esto lo consigue con una aproximación al arte figurativo clásico pero sin perder la esencia de la fotografía.

En IMG Creativos desarrollamos este tipo de fotografía. Y la recomendamos para decoración con impresiones de la más alta calidad en papel Fine Art hahnemühle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *